¿Qué son las materias primas?

Las materias primas son bienes básicos que se utilizan en la actividad comercial. Son fungibles con materias primas del mismo tipo y sirven como insumos importantes en la producción de bienes y servicios.

Desarrollado por Queensway

Diferentes tipos de materias primas

En términos generales, hay materias primas duras y blandas. Las materias primas duras se extraen de la tierra. Por ejemplo, productos derivados del petróleo, mineral de hierro, cobre, oro y otros metales. Las materias primas blandas se cultivan, cosechan o pescan. Por ejemplo, productos agrícolas y ganaderos.

Hay varias categorías de materias primas disponibles, como:

  • Metales como zinc, cobre, hierro, cobalto.
  • Materias primas energéticas como petróleo crudo y gas natural.
  • Productos de ganadería y carnes como vacuno, cerdo, pavo y pollo.
  • Productos cultivados como trigo, cebada, maíz y sorgo.

La fungibilidad de las materias primas requiere cierta conformidad. Estos estándares están determinados por la bolsa de materias primas en la que se comercian estos productos. Se da un precio de cotización única para las materias primas, con el fin de permitir la producción y distribución en masa.

Por ejemplo, el oro debe cumplir con ciertos estándares en las bolsas de materias primas. Debe tener una pureza mínima del 95 %. El 99,99 % de pureza y el 99,9 son métricas comunes asociadas con el oro que se negocia en las bolsas de materias primas. Entre ellas están la LME (London Metal Exchange), la Shanghai Gold Exchange y la COMEX (US Commodities Exchange de Nueva York). Por lo tanto, un lingote de oro se puede cambiar libremente por otro, independientemente de dónde se haya creado o comercializado.

Hay dos parámetros de referencia para el petróleo crudo. Petróleo crudo Brent y West Texas Intermediate (WTI). El petróleo crudo Brent se refiere a los yacimientos petrolíferos del Mar del Norte, mientras que West Texas Intermediate se refiere a los productos petrolíferos con sede en EE. UU. El petróleo crudo WTI se cotiza comúnmente en la NYMEX (New York Mercantile Exchange). Se considera dulce con menos del 0,42 % de contenido de azufre, con un peso específico entre 37 y 42 ° API.

Cómo invertir en materias primas

Invertir en materias primas físicas es extremadamente raro hoy en día. Por supuesto, hay excepciones si estos productos son insumos necesarios en la cadena de suministro. Sin embargo, los costes de adquisición física, almacenamiento, transporte y seguridad de las materias primas son exorbitantes. Las materias primas existen desde los albores de la humanidad y, en la actualidad, se negocian mediante contratos. Por lo general, se atribuye a un comerciante de aceitunas de la antigua Grecia llamado Tales la creación del primer contrato de opciones. Más tarde, el mercado de futuros de los tulipanes dio lugar a la primera burbuja bursátil del mundo. La burbuja de los tulipanes estalló en 1637, pero se hace referencia a ella de forma habitual en los mercados financieros de hoy en día.

Los mercados de futuros están orientados a proteger a los especialistas en marketing y a los productores de los desastres naturales, los movimientos bruscos de los precios a través de consideraciones de oferta y demanda, etc. Con los contratos de futuros, los precios se pueden fijar con mucha antelación. Como una de las principales materias primas a nivel mundial, el oro también está muy apalancado, de modo que se negocian entre 200 y 300 $ de derivados contractuales por cada dólar de oro físico real existente.

Hoy en día, los instrumentos financieros derivados, como los CFD, permiten realizar operaciones con materias primas. Estaban destinados al mercado inmobiliario a finales del siglo XX, pero se han adaptado para cubrir una amplia gama de materias primas, índices, divisas, acciones y otros activos financieros. Los operadores minoristas extrabursátiles de todo el mundo operan con CFD en masa. Es fácil entender cómo funciona este producto derivado: usted COMPRA el CFD si espera un aumento de precio o lo VENDE si espera un descenso en el precio.

Las ganancias o pérdidas se determinan por la diferencia entre el precio de apertura del CFD y su precio de cierre. Estos precios son mucho menores que en el caso de las opciones y los futuros, ya que son productos apalancados con costes más bajos.

Es necesario hacer una advertencia: Dado que los CFD se negocian con margen, se pueden multiplicar las ganancias, pero también las pérdidas. El grado de ganancias o pérdidas depende de la cantidad de apalancamiento que se ofrece en estos instrumentos financieros. Todas las materias primas presentadas a los operadores en nuestras plataformas se basan en un formato de CFD.

Bolsas de materias primas a lo largo del tiempo

Los mercados de materias primas han existido durante eones. Los expertos han demostrado que el origen del comercio de materias primas data de hace 10 000 o 15 000 años. Inicialmente, un sistema de trueque aseguraba que aquellos comerciantes con exceso de materias primas pudieran comerciar por materias primas de las que tenían escasez. Naturalmente, los comerciantes debían satisfacer las necesidades de los demás para realizar estos intercambios. Con el tiempo, se estableció un marco para operar con materias primas para adaptarse a las complejidades de este tipo de operaciones. Hacia el final del primer milenio antes de Cristo, comenzaron a surgir mercados de perfumes y de pescado en toda Europa. Entre los siglos VII y VIII a. C., comenzaron a aparecer monedas.

Los mercados localizados no tardaron en aparecer. Pensemos en los bazares persas, el Foro Romano y los zocos árabes. Un número creciente de productos comenzó a aparecer en escena a lo largo de los años, en particular durante la Edad Media, a medida que se entregaban más productos al mercado. Esto dio lugar a la cadena minorista, con una clara distinción entre un sistema de intercambio y un sistema de mercado. El de intercambio hizo referencia a los mercados dentro de la cadena de suministro y a la infraestructura para comerciar con estos activos. La gente iba de compras a los mercados para adquirir bienes para su uso personal. 

El desarrollo de las bolsas

  • A principios del siglo XVI se creó la Bolsa de Amberes. Si la fiebre de los tulipanes hubiera estado sujeta a un intercambio regulado, la explosión de la burbuja podría haberse evitado.
  • La Bolsa de Arroz de Dojima se creó en 1697 en Japón. Los Shogun cobraban por sus servicios en arroz. También redactaron contratos de futuros sobre el arroz.
  • Nos adelantamos rápido ahora hasta el 1848, cuando se creó la Chicago Board of Trade. Se centró en productos agrícolas y sirvió como el primer mercado en el que se negociaron opciones y futuros regulados.

Con el tiempo, comenzaron a abrir numerosas y diferentes bolsas en todo el mundo. Esto facilitó la compra y venta de las mismas materias primas (intercambiabilidad) en diferentes ubicaciones geográficas.

Por supuesto, los mercados de operaciones electrónicas consolidaron un gran número de las bolsas físicas de todo el mundo. Hoy en día, la Chicago Board of Trade y el Chicago Mercantile Exchange funcionan conjuntamente como el grupo CME. Una parte sustancial de las operaciones mundiales de materias primas se lleva a cabo a través de este grupo.

La European New Exchange Technology, conocida como Euronext, tiene su sede central en Ámsterdam (Países Bajos) y París (Francia). Euronext también cuenta con bolsas de materias primas en Dublín, Irlanda, y Oslo, Noruega. 

En Australia, la Australian Securities Exchange (ASX) es responsable de las operaciones con cereales, energía y lana.

En toda Asia, los metales preciosos se negocian en la Bolsa de Materias Primas de Tokio (TOCOM). En África, el café se negocia en la Bolsa Mercantil de África en Nairobi, Kenia.

Buscar